Semana de dudas, la nieve de los últimos días, que llegue a casa de noche por la ruta aniversario, me invitaron a quedarme en casa el ultimo fin de semana, 15 días sin rodar, mucho barro en algunas zonas, decido ir al carrilito con “Los Pitufos”, esta vez como variante con aparente buen tiempo, siempre he elegido días tormentosos para carrilear, El anillo no es el carril bici que mas me gusta, si el mas conocido por todos, diría que un “clásico”.

Salgo de mi casa de noche, me gusta rular de noche, desde Leganes me escabecho de frió a primera hora, llego a la cita en el restaurante Urogayo de la CDC junto al Lago, a las 9.00 AM. Un reponedor café y listo para el carrilito.

En esta ocasión en sentido de las agujas del reloj para cerrar el anillo de vuelta a la altura del parque junto al Hospital de San Jose, que es donde se cruza la M-40 por el paso elevado para dejarnos en Leganes junto al barrio de la Fortuna.

Cada vez que lo he rodado ha sido una historia diferente, creo que esto ocurre con todas las rutas, nunca son iguales aunque el recorrido sea el mismo, varia la compañía, tu estado de animo, el clima, el mes, la densidad de publico, etc.

El carrilito tiene cosas buenas y cosas que me gustan menos, es aburrido, tiene cruces con sus consecuentes paradas, perros, peatones o niños que se cruzan, trafico, algo de ruido y contaminación, mas riesgo de lo que parece por imprevistos, incluido coches en algún tramo o cruces con y sin semáforo, paisaje poco atractivo para mi y algunos tramos no acabados o mal resueltos, desaparece el carril y te mezclas con los coches cerca de la Peineta, o un túnel que pasa por debajo de la vía a la altura del Pozo desagradable para mi..


A su favor tiene el valor de ser circular, te enseña Madrid, tiene un encanto no explicable, le llamare “duende”, es una iniciativa muy buena, ejemplo para muchos municipio, y recurso para muchos de nosotros, nos permite poder llegar a otras zonas de forma razonable o rodar un rato cerca de nuestra casa, tiene muchas vías de escape muy acertadas en días inestables, y un recurso para no mancharte o ponerte en forma sin dificultad.

La distancia puede parecer importante pero es asequible dependiendo del día, también te permite rodar con buen ritmo en algunos tramos, puede hacerse aburrida por la simpleza del piso, en esta ocasión la compañía lo hizo ameno aunque tengas un poco de demora como lógica consecuencia, la vuelta mas rápida fue solo, en sentido contrario a las agujas del reloj, a una hora muy temprana, sin publico, terreno seco, sin casi paradas y contra el crono, fue muy aburrido y termine cansado, yo prefiero compañía y ritmo amable.

Detallar el circuito es hablar de los barrios, parques, edificios y vistas que te van encontrando, destaco el pasillo que bordea el rió Manzanares camino del Pardo te ofrece una vista panorámica de Madrid con el Palacio Real de fondo como el mas agradable, el cruce por la CDC, la vista de las nuevas torres desde buena parte del recorrido y diferentes ángulos, El parque del Manzanares, recintos Feriales.

Un detalle es el tener que estar atento, por que estuve a punto de irme a Tres Cantos por despiste, el carril tiene variantes que nos conducen a otros carriles, aunque no es perfecto no se me ocurre como se podría mejorar.

Como siempre os podeis bajar el track GPS de la ruta desde Wikiloc.




Otras Rutas MTB interesantes:

0 comentarios:

Seguidores