Recorrido circular por la Comarca de La Sagra. Un buen número de atractivos culturales y naturales, junto con divertidos e interesantes caminos y veredas, nos sorprenderán y harán que disfrutemos de un agradable día de bicicleta.

A la cita en la barrera de Polvoranca sólo acudió Jose Luís. A JJGoas el virus San Nicasio y la actuación de Chenoa le había imposibilitadolevantarse a tiempo para llegar a la cita. Y eso que habíamos quedado tarde para poder ver como evolucionaba el día. Ultimo fin de semana y último día para poder coger fondo antes de ir a la Talajara. Por eso buscábamos una ruta no muy dura y que nos permitiera hacer kilómetros sin muchos problemas.

La Ruta. El recorrido realizado en la mañana del Día de la Hispanidad tiene dos aspectos o características que me gustan mucho: el primero, recorrer los parajes entorno a la localidad de Batres y el Parque Arqueológico de Carranque. Para mí, son una de las zonas más interesantes de la zona sur de Madrid (y norte de Toledo) por la variedad y calidad medioambiental de los entornos (cárcavas, campos de cultivo, pinares, etc.) que encuentras. Una singular zona donde los aspectos culturales se mezclan con unos parajes naturales de indudable belleza en torno al río Guadarrama.
Otra característica que me agrada de esta ruta es la posibilidad de recorrer un buen número de pueblos de la comarca de La Sagra en busca de esos detalles rurales que todavía aún conservan. Aunque cada vez menos, nuestro recorrido por Batres, Carranque, Ugena, Casarrubuelos o Torrejón de la Calzada, nos permitirá contemplar unos pueblos que hasta hace poco se dedicaban a la agricultura y, que hoy en día, es el destino de mucha familias en busca del adosado o simplemente ha sido "expulsados" por los altos precios de las casas Madrid y su área metropolitana.

Los Caminos. La fuerte lluvias de la noche pasada dejaron los campos encharcados y los caminos embarrados. Contra lo que pueda parece muchos caminos habían sabido chupar el agua caída salvo en algunos puntos donde se habían formado grandes charcos y zonas inundadas. Con un suelo blando y difícil de rodar las ruedas parecían aros de cebolla rebozados. La bicicleta poco a poco se llenaba de barro, siendo muy difícil cambiar de marcha o generando un sobre esfuerzo a la cadena. Mucho cuidado había que tener en las zonas inundadas, las ruedas o se hundían en el barro o patinaban en el suave barro chocolateado que se había formado. A pesar de llegar a casa bastante sucio y más cansado por el sobreesfuerzo que supone rodar por caminos en peores condiciones de lo normal, este handicap no supuso un impedimento para disfrutar de una mañana de bici.

Los Cazadores.
Sí señores, la temporada de caza ha comenzado. Volvemos a encontrarnos con estas fuerzas armadas con los que compartimos espacios naturales. Sin entrar en polémicas sobre la función ecológica que pueda tener esta actividad (totalmente extrapolable al MTB), no tiene razón de ser, encontrarte con cazadores en pleno tramo 9 de la Ruta de Don Quijote cazando. En este corredor ecoturístico, que pretende ser catalogado Patrimonio de la Humanidad por sus valores culturales y medioambientales, no se debería cazar por el peligro que supone para las personas (caminantes y ciclistas) que utilizan estas vías con el objetivo para lo que fueras creadas.

Agazapados en las zona boscosa o rastreando por el espeso matorral junto a sus perros, en la zona del Parque Arqueológico de Carranque encontramos a varios cazadores con escopeta en mano en busca de la pobre presa. Con el peligro que supone realizar esta actividad en zona de uso público y con bastante arbolado siendo difícil la visibilidad.
Como anécdota os cuento un curioso suceso que nos ocurrió a un par de kilómetros antes de llegar a Carranque. En el camino por donde veníamos, observé que a unos 200 metros de distancia, había un cazador tumbado literalmente en medio del camino. Hasta que llegamos a él, iba pensado en lo impropio de la situación para ponerse a pegar tiros, en medio del camino. Cuando llegamos hasta el cazador, levantó torpemente la cabeza y de forma balbuceante nos pidió que por favor le diéramos agua. El esfuerzo y la falta de alimento y bebida le había producido una "pájara", estaba totalmente blanco, apenas podía articular palabra y bastante desorientado. El agua y un gel energético que le proporcionamos hizo que poco a poco fuera recobrando el color y las fuerzas. Le acompañamos hasta que llegó su compañero y pudimos continuar nuestro camino.

Las Hormigas Voladoras.
Muchos de nosotros estamos acostumbrados a ver a estas hormigas voladoras en nuestros paseos mañaneros después de una noche de lluvia. Uno dicen que es porque se les inundan el hormiguero y se ven forzadas a salir y otros que son machos en busca de apareamientos con la reina con el objetivo de establecer una nueva colonia.

El caso fue que apareció el sol y empezaron a aparecer miles y miles de estos insectos alados. Cuan proyectiles chocaban con nuestro cuerpo, obligándote a ir parapetado entre el casco y las gafas para evitar que chocaran en tu cara, o peor aún, no podías ir hablando no fueras a comerte un bicho de estos.
A pesar del barro, los cazadores y las hormigas, es una ruta fácil de realizar, quizá un poco larga, pero con un buen número de atractivos culturales (Parque Arqueológico de Carranque, Castillo de Batres, Convento de Santa Juana, Ayuntamiento de Casarrubuelos o la Ermita de Ntra Sra de Portería en Ugena por poner unos cuantos) y naturales (Río Guadarrama, campiña de Griñón-Moraleja, cárcavas de Batres, Ruta Don Quijote entre otros) que nos permitirá disfrutar de una jornada ciclista. Son muchas las opciones que permite esta zona y muchos los elementos que todavía quedan por descubrir, por eso os animo a que la recorráis y busquéis los atractivos que os indico.

Como siempre os dejo el track GPS en Wikiloc.


Entradas Relacionadas:




[Entrada publicada conjuntamente en JFDELAFUENTE]

0 comentarios:

Seguidores