martes, 5 de agosto de 2008

Ruta MTB: Suroeste Madrileño

Si quieres salir en bici durante estos días no te queda más remedio que salir pronto e ir por sitios que te asegure que vas a encontrar agua. Las altas temperaturas veraniegas hacen que tengas que tomar precauciones si quieres seguir disfrutando de tu afición favorita durante este periodo del año.

A las 8:30 horas había quedado con mi paisano José Aurelio y sus amigos José y Vicente en la glorieta que da inicio al camino de Moraleja en el barrio fuenlabreño de Loranca. Era la primera vez que salía en Madrid con José A. y estaba interesado en conocer sus caminos y rutas frecuentadas.

La propuesta no era nueva para mí, ya que en otras ocasiones había recorrido los lugares y pueblos que me planteaba. Pero siempre es interesante dejarte guiar y así conocer las apetencias y manías de otros ciclistas. Muchas veces nos acostumbramos en un trayecto o en un camino y descartamos otros que también pueden ofrecernos una visión y diversión diferente o no contemplada.

Pues con esa curiosidad, desde Loranca tomamos el antiguo camino de Navalcarnero que en sus primeros tramos todavía nos podemos encontrarnos con algunas huertas que mantienen viva la tradición hortícola que otros tiempos era la base de la economía de los habitantes de todas estas tierras y, que hoy en día, esperan que los dormidos planes urbanísticos las conviertan en jugosas plusvalías.


bajadasubida

Cruzamos la N-V por El Soto donde paramos en su frondoso parque para llenar las cantimploras de agua. Sus grandes arboledas y un conjunto de lagos y fuentes convierten a este espacio en un pequeño oasis rodeado de un despoblado secarral. Continuamos por el trazado de la "futura" vía verde Móstoles-Almorox en dirección al río Guadarrama que espera los lentos trámites de expropiación y la poca voluntad de las Administraciones para comenzar las obras de los primeros 5 kilómetros que acondicione la vía entre Móstoles y la ribera del río para usu y disfrute de ciclistas y caminantes.

Una vez cruzado el puente de hierro sobre el río Guadarrama tomamos el camino de la Zarzuela a mano derecha para dirigirnos hasta Sevilla la Nueva a través del Monte Sacedón. Ya habíamos recorrido estos caminos en otra ocasión. Esta vez, tomamos el Camino Viejo de Madrid que en prolongada y constante subida no llevará hasta la urbanización de Los Manantiales en Sevilla la Nueva entre pinos y encinas. Las abundantes lluvias de finales de la primavera y los días secos y calurosos del verano han fomentado la erosión de los caminos contribuido a la formación de bancos de arena en las zonas bajas y de grietas en las pendientes, con el peligro de caída sin no se lleva atención.

Para llegar hasta Navalcarnero nos dirigimos hasta el paraje del Atajillo de Brunete. Durante los primeros tramos iremos por un bosque mixto de pinos y encinas, pero tras una subida los árboles desaparecen y el paisaje se transforma en campos de cultivo de secano. Durante unos kilómetros circulamos por la M-600 para entrar en Navalcarnero por el Silo. Como si fuera un faro, este almacén de cereal, es visible desde distintos y lejanos lugares como luego comprobaremos y sirve de referencia para no peder nunca la posición.


subidasubida

Tras atravesar Navalcarnero y cruzar la N-V, llegamos hasta la Fuente Molina. Sus tres caños de granito proporcionan rica y fresca agua tan necesaria para paliar los calores y esfuerzos que empiezan aparecer. Desde esta fuente seguimos el camino que nos llevará hasta El Álamo por una zona despejada de árboles, observados por las numerosas avionetas que sobrevuelan nuestras cabezas procedentes de cercano aeródromo de Casarrubios.

Salimos de El Álamo por la carretera M-404 en dirección Batres y nada mas pasado el puente sobre el río Guadarrama y la gasolinera, tomamos el desvío a la derecha que nos sitúe en el Cordel de Monte Batres. Damos comienzo a la famosa cuesta de Cotoredondo. La dureza, la longitud, las curvas y el calor son las principales características que han hecho en un clásico tanto la subida como la bajada por este camino. Desde la parte alta podemos contemplar unas inmejorables vistas de las tierras de Navalcarnero y de las bellas cárcavas que acompañan al río en un maravillos paraje para disfrute de caminantes y ciclistas.


bajadasubida

Sin abandonar el cordel y bordeando la urbanización, llegaremos hasta Moraleja de Enmedio en unos 15 minutos. Una parada para tomar agua en el parque situado junto a la piscina, antes de afrontar la “subida por los chales”. Último esfuerzo antes de llegar a Loranca para despedirme de mis acompañantes, no si ante tomar una cervecita y quedar para futuras expediciones.

Ya sólo, atravieso Fuenlabrada por el carril-bici para entrar en BosqueSur y Polvoranca para dar finalizada una jornada por tierras del suroeste madrileño. Unas cuatro horas muy bien llevadas y bastante entretenidas, con algunos tramos por carretera, donde los rigores del calor no han hecho demasiada mella debido a las continuas paradas para beber agua. Es importante planificar y tener en cuenta los lugares de paradas y aprovisionamiento de agua para evitar el temido golpe de calor que de al traste con la jornada, y ponga el peligro nuestra integridad física.

Como siempre os podeis bajar el track GPS de Wikiloc.



[Entrada publicada conjuntamente en JFDELAFUENTE]

0 comentarios:

Seguidores